Uncategorized

Consigue la libertad financiera en 10 pasos este 2020

Conseguir la Libertad Financiera: ¿Te suena como un sueño demasiado lejano? ¿Te parece fácil? ¿O quizás te parece algo inalcanzable? 

La realidad es que para muchas personas es un sueño conseguido. 

Hace años que lucho para poder obtener mi propia libertad financiera y también la de mi familia. Y en este post quiero compartir con vosotros todo lo que he aprendido por el camino y también todas las estrategias que me están ayudando a obtener mi objetivo.

Pero vayamos por partes

¿Qué es la libertad financiera?

Pues tener un control absoluto sobre tus finanzas. Tener un ingreso estable (o varias fuentes ingresos), una gran cantidad de dinero en efectivo para emergencias y estar libre de deudas. 

Yo también relaciono la libertad financiera con una serie de hábitos que uno desarrolla en el camino de ser financieramente libre.

A continuación os detallo los 10 pasos más importantes para conseguir la libertad financiera. 

10 pasos básicos para lograr la libertad financiera

1. Averigua en que punto están tus finanzas en este momento

No puedes mejorar tu vida si no analizas el punto a partir del que quieres crecer o mejorar. Por ejemplo cuando yo empecé a buscar una libertad financiera tenía la suerte de que no tenía deudas, pero si que únicamente disponía de una única fuente de ingresos que era un poco irregular. Me aportaba ingresos abundantes 9 meses al año pero 3 eran más bien flojitos.

Así que analiza: ¿Tienes deudas? ¿Tienes dinero ahorrado?  ¿Tienes que pagar demasiadas facturas mensualmente?

Ahora, saca un bolígrafo y papel, enumera todas las deudas, préstamos de tarjetas de crédito, préstamos para automóviles, facturas mensuales fijas, incluso ese dinerillo que debes a a los amigos ¡todo!

Ahora suma todo el dinero que ganas, el dinero que tienes en tu bolsillo o en tu cuenta bancaria y resta todo el dinero que debes pagar (facturas, deudas, hipotecas, etc.).

¿Qué has obtenido? ¿Has obtenido un numero pequeño pero positivo? ¿Has obtenido un número negativo? El número que sea, es tu punto de partida. 

2. Establece tus objetivos

Ahora que ya conoces tu punto de partida es importante establecer una meta. 

Por ejemplo yo quería tener una fuente de ingresos más regular que me ofreciera mayor tranquilidad, me permitiera ahorrar para emergencias y al mismo invertir y multiplicar mis ingresos para ofrecer un mejor futuro a mis hijos. Pero ¿Cuál es tu meta?

¿Quieres deshacerte de todas las deudas para siempre? ¿Quieres comprar la casa de tus sueños? ¿Quieres dejar tu trabajo? ¿Tienes unas vacaciones de ensueño en mente? ¿Quieres finalmente comenzar ese negocio que siempre has soñado? ¿O quieres adelantar tu jubilación?

Tienes que interiorizar la meta para que te motive lo suficiente para ir a por ella. Si vas a trabajar en un objetivo a largo plazo, tienes que estar convencido de que es algo que vale realmente la pena. 

Para mi era importante tener libertad financiera para poder seguir trabajando en lo que me gusta, que me permita poder viajar y poder disponer de dinero para emergencias y algún que otro caprichito (aunque soy muy estricta en este punto). 

3. Haz un seguimiento de hacía dónde va realmente tu dinero

¿Alguna vez te has parado a pensar en todos los lugares y cosas en las que gastas todo tu dinero? Si aún no lo has hecho, te sugiero que lo hagas.

Saca un extracto bancario del mes pasado y comprueba por ti mismo cuanto gastas en comida, en ropa, en entretenimiento, en cine…

¡Ahora tienes un breve resumen de porqué tienes o no tienes problemas con el dinero! Y es que por ejemplo son los pequeños gastos los que se convierten en un gran problema para el ahorro. 

Yo os recomiendo utilizar alguna herramienta como Mint para saber cuánto dinero estás gastando diariamente/mensualmente, en qué categorías has gastado en exceso, en cuánto dinero has excedido el presupuesto establecido, cuánto dinero hay en total en tus cuentas y cuál es la deuda que tienes. 

¡Lo tendrás todo en un único lugar!

4. No gastes dinero en cosas inútiles

No gastes dinero en cosas innecesarias. La mayoría de millonarios no lo hacen. 

En 1958 el inversor Warren Buffett compró una casa de cinco habitaciones por 31,500 dólares y no se ha mudado desde entonces. ¿Su patrimonio? más de 90 mil millones de dólares. 

Nadie duda que este señor podría vivir en una casa mucho más grande pero seguramente su tendencia al ahorro es una de la razones por la cual es una de las personas más ricas del planeta. 

En cambio, el artista Kanye West,vive en una mansión 20 millones de dólares pero tiene deudas por valor de 53 millones.

Instagram está lleno de «fantasmas» que no paran de mostrarnos vacaciones exóticas, cenas en restaurantes de lujo, bolsos caros o coches imponentes, en cambio los grandes millonarios como el mismo Buffet o Mark Zukerberg no tienen ningún interés en presumir. 

Los que de verdad son ricos no dejan que sus ingresos controlen sus gastos. Su gran habilidad por controlar los gastos es la razón misma por la que no perderán el «estatus de multimillonario» a corto plazo.

¿Y cuál es la lección que debemos sacar de estas fortuna?

Al gastar menos en cosas inútiles conseguirás:

  • Tener un mayor control sobre la forma en la que gastas
  • Aprenderás que realmente necesitas de mucho menos para vivir igual de bien, así que ahorrarás más dinero

5. Paga todas tus deudas lo antes posible

Elimina tus deudas lo antes posible. Cuanto más mentalizado estés para reducir al deuda y más concienzudamente trabajes para ello más rápidamente la vas a saldar. 

Tener deudas te convierte en un esclavo sin que te des cuenta y determina el resto de decisiones que tomes en tu vida diaria. Si tienes deudas que pagar quizás no puedas tomarte las vacaciones que tanto ansías o, a lo mejor, no podrás empezar ese negocio en el que siempre has soñado. Así que mi consejo es, intenta saldar tus deudas cuanto antes para ganar libertad. Es peor tener deudas que no tener dinero. 

6. Crea una cuenta de ahorros o un fondo de emergencia 

Uno de los grandes problemas del sistema educativo de hoy en día es que realmente no nos enseña cosas importantes para desarrollarnos en nuestro día a día. Terminamos la escuela y no hemos aprendido nada sobre educación financiera por ejemplo. Así, que cuando empezamos a trabajar no tenemos ni idea de que hacer con nuestro dinero. 

En la escuela nadie nos ha explicado que de nuestros ingresos sería importante no gastárnoslo todo sino que deberíamos de generar un número determinado cada mes para ingresarlo en nuestra cuenta de ahorros o para tener, como mínimo, un fondo base para posibles emergencias. 

Solamente si tienes dinero guardado tienes libertad para escoger como gastarlo. ¿Quieres comprar algo que te guste mucho como un iPad? ¿Pagar un viaje a Bali? ¿Liquidar tus deudas o usar el dinero ganado para generar aún más dinero?

El ahorro es necesario para poder obtener la anhelada libertad financiera. Sin ahorro por ejemplo no podemos pagar nuestras deudas,  sin ahorro no podemos responder a emergencias y sin ahorro es imposible invertir. 

Además es muy recomendable contar con una cantidad de ahorro para emergencias. Algunos expertos dicen que el fondo de emergencias debería tener como mínimo una cantidad de dinero que te permitiera vivir sin ingresos durante 6 meses, aunque yo diría que lo ideal sería tener una cantidad de dinero que te asegurara la supervivencia durante al menos 12 meses. 

7. Crea fuentes de ingresos adicionales

Los millonarios nunca cuentan con una única fuente de ingresos y yo intento seguir esta premisa.

Por ejemplo hace años únicamente tenía una única fuente de ingresos. Posteriormente me busqué una fuente de ingresos adicional, de 7 a 9 de la mañana me ocupaba de levantar y llevar al colegio unos niños. Posteriomente me busqué una tercera fuente de ingresos. Empecé a escribir blogs y aún así aún me busqué una cuarta fuente de ingresos. Empecé a invertir en crowdeling para generar más ingresos pasivos.

Así que sin darme cuenta había generado 4 fuentes diferentes de ingresos que iban creciendo poco a poco y, si yo lo he hecho, tu también puedes hacerlo. 

Quizás la decisión de incorporar nuevas fuentes de ingresos cambien toda tu vida e incluso descubras nuevas vocaciones. 

¿Qué fuentes de ingresos puedes generar?

Puedes escribir un blog. Únicamente te hace falta escoger un tema que te interese y empezar a escribir. A diferencia de otros negocios que necesitan mucha inversión, puedes empezar a redactar un blog únicamente por un par de euros al mes. Tienes que dedicarle tiempo y ganas pero poco a poco verás florecerlo como fuente de ingresos. 

Desarrolla una actividad y sácale partido: ¿Te gustan los niños? pues ofrécete como babysitter. ¿Te gusta ir en bici o tienes moto? Pues reparte comidas algunas noches ¿Sabes idiomas? Pues corrige textos o da clases ¿Sabes hacer manualidades? Pues monta cursos o véndelas en mercadillos. 

Realiza encuestas

Conviértete en asistente personal

No tienes excusa para no empezar a generar nuevos ingresos. 

8. Evita la inflación relacionada con el estilo de vida

¿Qué relación tiene la inflación con el estilo de vida? Pues en lenguaje sencillo: A menudo, cuanto más ganas, más gastas y sin pensarlo. 

Y esto es habitualmente común entre personas que no tienen una «relación sana con el dinero» o que de golpe y porrazo se encuentran con un gran aumento de ingresos. Y no importa si esta persona gana 1000 euros al mes o gana 10.000 euros. Todo lo que entra en su cuenta, tal y como entra se marcha. 

Esto se puede atribuir sobretodo al «gasto influyente». La mayoría de personas están influenciadas por otras personas o por las redes sociales y viven por encima de sus posibilidades. No dejan de comprar marcas caras, coches caros… con el fin de encajar en su ideal de vida. 

Tener un gasto tan elevado impide que ahorres y que algún día puedas obtener la libertad financiera.

¿Quiere eso decir que tienes que vivir como un rata? Pues no necesariamente. Puedes darte algún capricho en algún momento pero siempre ahorrando. 

9. Invierte en tu futuro

Siempre es bueno invertir en cualquier cosa que beneficie tu futuro. Ahorrar para un fondo de emergencia, invertir en planes de jubilación, invertir en aquel curso que te ayudará en tu negocio, estudiar un idioma nuevo.

Invierte en cualquier proyecto que te ayude a sacar todo tu potencial. Invertir en ti mismo puede ayudarte más adelante.  El futuro es incierto así que cuantos más recursos y conocimientos tengas, mejor podrás gestionar todo lo que te venga y más rápidamente podrás conseguir la libertad financiera. 

10. Repite todos los pasos anteriores

La libertad financiera es algo que se consigue a largo plazo y para conseguirlo necesitarás algo más que motivación. La motivación te ayuda a comenzar pero es el hábito lo que te mantiene en marcha. 

Para conseguir la libertad financiera necesitas establecer unos hábitos saludables con el manejo de tu dinero y repetir siempre que sea necesario los 9 pasos anteriores

Y si tiene la tentación de tirar la toalla en algún momento responde a esta pregunta: ¿En qué cambiaría tu vida si tuvieras libertad financiera?

Conclusión

Lograr la libertad financiera no es fácil. Si fuera fácil lo lograría todo el mundo. Sin embargo los beneficios que brinda sobrepasan cada sacrificio y todo el trabajo realizado a lo largo de mucho tiempo. 

Así que no lo dudes ni un minuto. ¡Lucha por tus sueños! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *