Uncategorized

¿Cómo puedo empezar a ahorrar aunque mis ingresos sean pequeños en 2020?

La mayoría de nosotros recibimos sueldos más bien modestos y a menudo vemos imposible poder ahorrar. Muchos meses entre el alquiler o la hipoteca, el pago de los suministros básicos, la comida… parece que nos nos alcanza para el ahorro pero mi experiencia me dice que siempre es posible ahorrar. Debéis tener siempre en mente que es mucho más fácil ahorrar recortando gastos que incrementando ingresos y que además un aumento de sueldo a menudo no se traduce en más ahorro sino que se traduce en un incremento de los gastos. A mayores ingresos, mayores son las necesidades y mayores son los gastos. 

¿Pero como empiezo a ahorrar si ahora apenas me alcanza? Pues ahora os dejo algunos consejos

  1. Retira el dinero que quieras ahorrar justo cuando recibas tu salario

No esperes a ver lo que te queda a final de mes. Retira la parte de tus ingresos que quieras a ahorrar hacia una cuenta de ahorro o inversión justo cuando la recibas. Si ya no ves el dinero no tendrás la necesidad de gastarlo.

2. Escribe un listado con todos tus gastos y elimina de los que puedes prescindir.

Quizás con el pretexto de ahorrar puedes dejar el tabaco, darte de baja del gimnasio al que hace tiempo que ya no vas, o bien eliminar la suscripción a alguna plataforma de tele que ya no utilizas. Yo por ejemplo trabajo desde casa pero salía cada mañana a tomarme un café fuera y los fines de semana con mi pareja desayunábamos en un bar. He decidido prescindir de este gasto y, solamente con eliminar los cafés y los desayunos he calculado que ahorro más de 1200 euros anuales. 

Para controlar gastos puedes instalarte alguna aplicación útil como por ejemplo Fintonic o Mooverang. 

3. Repasa los gastos fijos que tienes e intenta buscar una opción más económica.

Sabemos que existen gastos fijos difíciles de reducir como por ejemplo la hipoteca o el alquiler pero hay otros gastos que yo reviso periódicamente para ver si puedo ahorrarme algunos euros en la factura. Por ejemplo reviso a menudo la factura de la luz, del gas, del agua o la factura telefónica. También compruebo si hay ofertas en alguna otra compañía. El año pasado justo cambié de proveedor de telefonía móvil y reduje mi factura de móvil a la mitad. 

4. Haz un listado de los diferentes platos que quieras preparar durante la semana antes de ir al supermercado.

Anota en un listado todos los platos que quieras cocinar durante una semana y los alimentos que vas a necesitar antes de ir al supermercado. Compra únicamente lo que tengas anotado en la lista y sobretodo ve a comprar alimentos justo después de comer, cuando estés lleno, para evitar tentaciones o alimentos que no necesites. Este consejo también es aplicable para todos los que estén a dieta. Ir al supermercado cuando tienes hambre es sinónimo de tentaciones.

También puedes echar mano de aplicaciones estilo too good to go para conseguir alimentos a mejor precio. O repasar todas las ofertas disponibles en el súper antes de empezar a comprar. 

5. Utiliza siempre que puedas el transporte público.

Mantener un coche o una motocicleta es caro. Gasolina, seguro, parking, reparaciones… así que siempre que sea posible es mejor no disponer de transporte propio y si realmente es necesario siempre que puedas intenta prescindir de él y utiliza el transporte público o mejor incluso, camina. 

6. Planifica tus compras

Evita siempre que puedas las compras compulsivas. Piensa durante 3 días antes de adquirir algo que no sea de primera necesidad. Por ejemplo si te quieres comprar unos vaqueros porque te gustan piensa si realmente los necesitas o únicamente son un capricho. Ah, y las compras más peligrosas son las compras compulsivas baratas. A ti te parece que por 2, 5 o 10 euros no pasa nada y van sumando y a final de mes no te das cuenta y estas sin blanca. 

7. Si necesitas realizar una compra busca si existe algún vale de descuento o si lo puedes comprar de segunda mano y compara precios.

Soy muy asidua a webs como swagbucks en los que puedes encontrar vales de cashback de todo tipo de establecimientos o también visito portales de segunda mano o tiendas de descuento si quiero comprar alguna prenda o artículo que necesite. Siempre hago una buena búsqueda en la red antes de adquirir ningún producto para comparar y de esta manera poder obtener la mejor calidad-precio.

8. Intenta encontrar planes de ocio que sean gratuitos

Sé que a todo el mundo le apetece mucho ir a cenar a un bonito restaurante o al cine o a tomar un cóctel por la noche pero si se quiere ahorrar se pueden buscar planes que sean baratos o gratis. En vez de ir a un restaurante se puede organizar un picnic en el parque o bien aprovechar todas las ofertas culturales gratuitas que nos ofrecen nuestros pueblos o ciudades. Sobretodo para los que tenéis niños pequeños. 

9. Reutiliza

Intenta reutilizar y prolongar la vida útil de todo lo que compras. Además de tu economía también te lo agradecerá el medio ambiente. 

10. Vende lo que ya no necesites

Vende todos los artículos que ya no necesites. Si tus hijos se han hecho mayores puedes vender todas sus cosas de pequeños, si ya no te pones algunas prendas de ropa utiliza algún portal online como para que alguien pueda comprarlos. No debemos olvidar que vivimos en la era de wallapop y es mejor vivir con menos.

Así que hasta aquí algunos consejos fáciles para empezar a ahorrar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *